¿Te animas a conseguir un mundo más sostenible?

En la actualidad, uno de los temas más abordados en el sector turístico es la preocupación creciente por el medio ambiente. De este modo, el desarrollo del turismo sostenible se convierte en un aspecto fundamental tanto para los agentes turísticos como para la población local.

El  desarrollo sostenible, sin embargo, no sólo engloba el respeto al medio ambiente, también hace referencia a las dimensiones  social y la económica.

El  año 2017  ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Con ello, se pretende sensibilizar a todos los agentes para que contribuyan en el desarrollo del turismo sostenible, fomentando cambios en las políticas, pero sobre todo en el comportamiento de los consumidores en el sector turístico.

Las Naciones Unidas han establecido 17 objetivos de Desarrollo Sostenible, entre los que se encuentran:

1.    Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
2.  Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y  promoverla agricultura sostenible.
3.    Garantizar  una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
4.    Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de   aprendizaje durante toda la vida para todos.
5.    Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar  a todas las mujeres y las niñas.
6.    Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.



                           


Para la consecución de estos objetivos es importante el papel de las administraciones públicas. Un ejemplo de políticas en este sentido es la Resolución número 0829  de 2010 que establece el programa de racionalización, reutilización y reciclaje de bolsas en el Distrito capital” con el fin que tanto el sector del comercio como el consumidor final hagan uso de  bolsas de polietileno y polipropileno.

Los establecimientos turísticos que llevan a cabo políticas de sostenibilidad tienen cada vez mayor visibilidad. Un ejemplo sería el Hotel Botánico, que ha recibido numerosos reconocimientos a nivel nacional e internacional por el compromiso con el medio natural y las acciones de conservación que realiza de forma interna. Asimismo es reconocido por la ”Leading Hotels of the world” como el hotel número uno del mundo en gestión medio ambiental. Además, el hotel cuenta con medidas para la sostenibilidad como iluminación con lámparas de tecnología de bajo consumo, usa el agua residual de las habitaciones para el riego de los jardines, reductores de agua, dos botones de descarga media o completa en los inodoros, etc…


                     


La OMT afirma que existe cierta compatibilidad entre el  “todo incluido” y el modelo sostenible siempre que se  lleve a cabo de forma correcta. Algunas medidas que se proponen son la creación de hoteles grandes en vez de construir varios hoteles pequeños con el fin de usar menos espacio y optimizar abastecimiento de agua.

Según Hosteltur, la sostenibilidad guarda una estrecha relación con los turistas, un ejemplo de ello, sería el hecho de que los turistas pernocten dos o tres noches,  produciría una masificación de personas en lugares turísticos importantes y un aumento de la huella de carbono lo que produce un aumento de viajes en transportes aéreos. No obstante, los hoteleros deberían establecer convenios  ofreciendo una disminución de la tarifa a partir de la tercera noche de pernoctación. Esto serviría como incentivo para que el turista permanezca más días  en el destino, a la misma vez que habría un aumento de sostenibilidad.



Las expectativas de futuro sobre la sostenibilidad es que tenga cada vez más influencia tanto en las estrategias de los destinos como en las decisiones de las turistas, que exigirán cada vez paquetes turísticos más sostenibles.

La promoción de la sostenibilidad es una tarea común y global que debe empezar desde el nivel local. El turismo, que representa una parte importante de la industria, está realizando cada vez más acciones para fomentarla y aumentando su reconocimiento.


Alicia Carmona Calero, investigadora en prácticas en la Cátedra de Turismo.